Ficha técnica Agenda Como llegar Principal Mapa Menú del día
 


Senderos de Pequeño Recorrido
PR-G 4 Camiño Real de San Pedro de Rocas
Descripción del itinerario

Km. 0,000 - Praza Miguel-Chisco - Esgos.
En Esgos, a la izquierda de la carretera OU-536 y frente a la sucursal de Novacaixagalicia (antes Caixanova) hay una pequeña plaza llamada Miguel-Chisco, en la que hay una escultura dedicada a una actividad muy arraigada en otro tiempo en esta comarca: el afilador. En este punto iniciamos nuestro recorrido siguiendo la dirección de la flecha PRG 4.
Km. 0,050 - Cruce de direcciones.
Despues de dejar un viejo alpendre a nuestra izquierda, encontramos, frente a nosotros, el Centro de Salud de Esgos; por la derecha tenemos las piscinas, la iglesia de Santa Maria de Esgos, la Casa do Concello y una casona de hermosa y tradicional factura frente a la iglesia. Nosotros tomaremos la opción de la izquierda siguiendo en indicador Camiño Real.
Cruzamos una pequeña plaza con "cruceiro", caminamos entre viviendas felizmente rehabilitadas y despues de pasar junto a una "eira de canastros", giramos a la izquierda para abandonar el pueblo.
Km. 0,340 - Camino Real.
La ultima casa del pueblo, no tiene nada de particular y junto a un lateral, arranca el viejo y sombrío camino que unía las aldea de Esgos con Meiroá.
Km. 0,645 - Cruce de caminos con indicadores.
El camino confluye en otro de similares características en donde encontramos varios indicadores: Quinta do Monte, Mosteiro de Rocas y Esgos, de donde venimos. Tomaremos a la izquierda en dirección al monasterio.
Km. 0,780 - Giro a la izquierda.
Alcanzamos un cruce de caminos, perfectamente señalizado con marcas de pintura y por el ramal izquierdo, podemos distinguir las primeras casas de A Meiroá, destino inmediato de nuestros pasos.
Km. 0,885 - Plaza con fuente en A Meiroá.
En la plaza de la aldea, se conserva en buen estado el antiguo lavadero en donde las mujeres se reunían para hacer la colada; hoy las lavadoras automáticas acabaron con esta vieja tradición. Una fuente con un "tancarillo" nos invita a echar un trago de refrescante agua. Continuamos calle abajo para más adelante tomar un desvío a la derecha.
Km. 1,020 - Giro a la derecha. Indicadores Meiroá y Camiño Real.
Giramos a la derecha para continuar por el Camino Real que conduce al monasterio de San Pedro de Rocas. La densa vegetación autóctona y los signos de lo ancestral de este camino van a ser la tónica dominante.
Km. 2,240 - Bifurcación y Peto de Ánimas de A Meiroá.
Alcanzamos una bifurcación de caminos en la que encontramos el "peto de ánimas" de A Meiroá, que tiene la particularidad de tener doble hornacina aunque no conserva ninguna imagen. Algún depredador de arte sacro lucirá en el salón de su casa las imagenes que en otro tiempo invitaban a la oración y a la limosna. Continuamos por el ramal derecho a la sombra del bosque caducifolio.
Km. 2,440 - Paso entre las rocas.
Despues de una ligera subida, alcanzamos un paso jalonado por dos rocas que estrechan el camino, sin poder imaginarnos como cruzarían este paso los viejos carruajes que en otro tiempo transitaban por estos caminos. Alguna explicación abra pero se escapa de nuestra lógica.
Km. 2,510 - Curva pronunciada.
El camino realiza una pronunciada curva para salvar el desnivel de la ladera sobre una gran laja de piedra. Por las roderas marcadas en la piedra, podemos intuir el trazado de los carros en este tramo del camino, el intenso uso que se le dio y deducir la importancia del mismo en las comunicaciones entre el monasterio y las aldeas circundantes.
Km. 3,100 - Rampa de piedra.
Los diseñadores de los antiguos caminos, buscaban terrenos firmes para el trazado de las vías de comunicación. Aquí encontramos de nuevo vestigios del uso frecuente de este itinerario, las roderas son testigos de la antigüedad de estos viales.
Km. 3,180 - Confluencia en pista.
El camino confluye en una pista que seguiremos de frente para alcanzar en pocos metros el aparcamiento de Centro de Interpretación del Monasterio de San Pedro de Rocas.
Km. 3,350 - Aparcamiento, Casa del Priorato y eremitorio de San Pedro de Rocas.
Este primer tramo del camino finaliza en aparcamiento y en el que destaca la solida construcción que encontramos de frente, la Casa del Priorato, del siglo XVII y destinado hoy a centro de interpretación , una zona museística en donde se exponen muestras temáticas de artesanía, oficios, costumbres, la vida monacal y audiovisuales de los principales monasterios de la Ribeira Sacra.
En el espacio entre la Casa del Priorato y la iglesia monasterial, podemos ver algunas tumbas antropomórficas. En el paño lateral una inscripción poco legible y de la que no encontramos referencias, da pié a los estudiosos a resolver su contenido.
En la iglesia monasterial destacan las tres capillas trogloditas abiertas en la roca de la vertiente del monte, una central y dos laterales. La central tiene tiene una abertura circular que llega hasta la cumbre de la montaña, por la que recibe, a modo de linterna,la luz del día. Conservan las tres los altares primitivos en forma de mesa.
Además de los motivos ornamentales de las tres capillas excavadas en la roca, nos llama la atención las sepulturas antropoides labradas en la roca y destinadas a cementerio de los monjes, aunque llama la atención una de pequeño tamaño que se supone sería para un niño y cabe preguntarse ¿qué hacía un niño en este eremitorio?.
Otra originalidad de este entorno es el campanario o espadaña erigido sobre un peñasco, con una abertura practicada en la base, datado en el siglo XV y obra de Gonzalo de Penalba. Por el otro lado de la abertura se accede al cementerio parroquial y por lo que se puede ver, con muy poco uso. Las campanas que en otro tiempo llenaron de tañidos los aires del entorno, mudaron su ubicación, de tan digno lugar, pasaron a anunciar misas, rosarios, difuntos y rebatos en la iglesia parroquial de Quinta del Monte.
Dejando atrás el campanario, continuamos la marcha por un camino que desciende de forma suave y se introduce en el bosque.
Km. 3,660 - Fuente de San Bieito.
A la izquierda de nuestra marcha, un indicador nos indica "Fonte San Bieito" a la que se accede por un desvío descendente y que vuelve a confluir en el camino principal.
En un hueco entre las rocas, un pequeño pozo nos muestra el naciente de un manantial de agua al que atribuyen virtudes curativas para las verrugas; en Galicia aceites, pañuelos, y aguas vinculados a San Benito, cura, por eliminación, las incómodas y poco estéticas verrugas.
Ascendemos por el camino y confluimos en el sendero que discurre por el medio de un bosque de coníferas que aportan una extraordinaria sombra al recorrido.
Km. 4,250 - Pista. Giro a la derecha.
Encontramos una pista que seguiremos girando a la derecha y que, en contínua ascensión, nos acerca hasta las inmediaciones de la aldea de A Cernada confluyendo en un camino procedente de la carretera.
Km. 4,890 - Alrededores de A Ameiroá.
Encontramos un camino que por la izquierda viene de una pista asfaltada, giramos a la derecha y de nuevo encontramos vestigios de uso de este vial por carretas de bueyes, las marcas en las rampas de piedra así lo acreditan.
Km. 5,830 - Carretera asfaltada.
Salimos a una carretera y la seguimos a la izquierda durante unos doscientos metros hasta encontrar un desvío a la derecha. Este es uno de los pocos tramos asfaltados del sendero.
Km. 6,040 - Desvío a la derecha.
Abandonamos la carretera tomando un desvío a la derecha perfectamente señalizado siguiendo un camino que bordea una amplia finca dedicada a pradera hasta que alcanzamos una bifurcación.
Km. 6,370 - Bifurcación.
Estamos caminando por la parte más alta del sendero cuando encontramos una bifurcación de caminos; en unas piedras vemos las marcas que nos indican que sigamos por el ramal izquierdo en ligero descenso.
Km. 7,130 - Lavadero y fuente.
Poco antes de entrar en la aldea de Quinta do Monte, encontramos un lavadero, este está cubierto, y una fuente en donde echar un trago de refrescante agua.
Km. 7,200 - Quinta do Monte.
Entramos en la aldea y giramos a la izquierda en sentido ascendente, pasamos junto a unos hórreos, uno de ellos muy pequeño, y despues de las últimas casas, giramos a la derecha avanzando por el exterior de la aldea para abandonarla.
Km. 7,360 - Salida del la aldea.
Poco despues de salir de la aldea, encontramos una bifurcación en donde tomaremos el ramal izquierdo que seguiremos hasta alcanzar un cruce.
Km. 7,480 - Cruce. Giro a la derecha.
Una vez en el cruce, giramos a la derecha para iniciar un prolongado descenso en busca de la zona deportiva de Esgos.
Km. 8,180 - Mirador.
En un recodo del camino, unas rocas a mano derecha nos facilitan un buen lugar para ver el valle y el pueblo de Esgos.
Km. 8,510 - Giro a la derecha y depósitos de la traída de aguas.
El camino por el que descendemos confluye perpendicularmente en una pista que tomaremos girando a la derecha hasta pasar el deposito de la traída de aguas. Un poco mas abajo, encontramos una pista asfaltada y la zona deportiva de Esgos.
Km. 8,610 - Pistas de tenis y piscina.
Dejando a nuestra izquierda las pistas de tenis, seguimos un pista descendente que nos lleva hasta la piscina de Esgos, continuando por la pista hasta la parte inferior del muro de la piscina.
Km. 8,780 - Giro a la derecha
Bajo el muro de la piscina, arranca un camino a nuestra derecha que seguiremos entre el denso bosque hasta alcanzar un cruce ya conocido.
Km. 8,850 - Giro a la izquierda.
Por la mañana ya pasamos por este punto, ahora tan solo tenemos que seguir a la izquierda y en pocos minutos estaremos en el punto de partida.
Km. 9,150 - Fin del camino y casa de Esgos.
Al finalizar el camino, encontramos la primera casa de Esgos, ahora queda recorrer las rúas de Esgos contemplando de nuevo las construcciones que jalonan el camino.
Km. 9,500 - Praza de Miguel-Chisco.
Finalizamos la marcha en el mismo punto en que lo iniciamos, la Praza de Miguel-Chisco. En una esquina de la plaza, tenemos una mesa con bancos en la que al mediodia da la sombra, un buen lugar para comer si trajimos vituallas. Despues de comer el la cafetería que está al lado de oficina de Caixanovagalicia podemos tomar un café reparador.

 
Inicio del sendero. Detrás la Praza Miguel-Chisco
Indicadores de dirección en el cruce
Viejo lavadero con fuente y tancarillo
Peto de Ánimas de A Meiroá
Roderas del Camiño Real
Inscripciones en el paño de la iglesia de San Pedro de Rocas
Espadaña de San Pedro de Rocas
Fuente de San Bieito
Subiendo hacia la carretera
Lavadero de Quinta do Monte
Vista de Esgos desde el mirador
Camino de Esgos
Munumento a los afiladores
 
   
Inicio
Copyright Con botas y bastón - Todos los derechos reservados
Correo electrónico: webmaster@conbotasybaston.com