Ficha técnica La ruta Mapa Agenda Como llegar Principal

Ingredientes para
2 comensales


Galicia, de puerto en puerto
De Baiona a Panxón
Menú del día

Cabracho al horno

El cabracho es un pescado blanco, también conocido con el nombre de rascacio que habita en colonias o aislados en profundidades comprendidas entre los 10 y los 500 metros.
Es un mal nadador al carecer de vejiga natatoria por ello durante el día permanece oculto en grietas de las rocas y durante la noche sale en busca de alimentación. Se camufla cubriendo su cuerpo de algas lo que lo convierte en un buen cazador de otros peces, crustáceos y moluscos.
Tiene el cuerpo cubierto de espinas y la capacidad de cambiar de color para camuflarse de sus depredadores y para alimentarse.

Es el más conocido de la familia de los escopérnicos y el mas apreciado culinariamente por su precio y sabor ya que se encuentra entre los pescados más sabrosos de su especie. Tal vez la forma más común de prepararlo sea en pastel, pero que duda cabe que acepta otras formas como esta que ponemos a vuestra disposición

Preparación

Con una tijera de cocina cortamos las aletas dorsales y pectorales por un lado y ventrales y caudales por otro, con cuidado de no clavarnos alguna de sus robustas espinas y a continuación descamamos. Hacemos un corte en la zona ventral y vaciamos la vísceras, lavamos con abundante agua, salamos y reservamos.

Echamos el aceite en una cazuela y ponemos al fuego y cuando esté caliente, echamos la cebolla picada, el pimiento cortado en tiras pequeñas y medio sobrecito de colorante alimentario y dejamos pochar. Al final añadimos el vino blanco y revolvemos un poco para homogeneizar la salsa.

En una fuente de horno preparamos una cama con parte de la cebolla ya caramelizada y acomodamos los cabrachos en ella; a continuación cubrimos los cuerpos con el resto de la cebolla, regamos con el aceite de la fritura y espolvoreamos con un poco de pan rallado.

Ponemos el horno a 175º, introducimos la fuente y en 15 o 20 minutos, tendremos un plato extraordinario.

Mientras está el pescado en el horno, pelamos y cortamos las patatas en tiras o en dados, según preferencias y les damos una fritada pero sin que lleguen a tostarse.

Cinco minutos antes de sacar el pescado del horno, incorporamos las patatas a la fuente rodeando el pescado para que tomen aromas y sabores de la salsa y a servir.

Un pescado al horno requiere un vino blanco y nuestra recomendación de hoy, es un ribeiro de Las Chabolas-Ribadavia y a ser posible de los de "colleiteiro" pues en la actualidad están consiguiendo unos caldos de extraordinaria calidad.

Y... ¡¡¡ Buen provecho caminante !!!

 


Algunos
ingredientes

2 cabrachos medianos
4 cebollas medianas
1 pimiento verde
1/2 vaso de vino blanco ribeiro
1/2 sobre de colorante alimentario
1 cucharada de pan rallado
3 cucharadas de aceite de oliva virgen
Sal

Para acompañar:
4 patatas medianas
Aceite de oliva virgen
Sal

   
Inicio
Copyright Con botas y bastón - Todos los derechos reservados
Correo electrónico: webmaster@conbotasybaston.com